Convertir la lectura en un espacio único

En reiteradas ocasiones oigo a padres afirmar que “los niños ya no leen” pero los datos estadísticos no dicen lo mismo. Según el Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil, el volumen total de libros vendidos se mantuvo en 2011, pese a que los ingresos por la venta de literatura infantil bajaron un 6%.

La competencia que tiene el libro es muy dura porque la televisión, los videojuegos y el ordenador estimulan también otros sentidos. Solo podremos transmitir a nuestros hijos el amor a la lectura si nosotros mismos la amamos. Tenemos que dedicarle tiempo y compartirlo con ellos, ahí está la clave del éxito. Tenemos que implicarnos más para que la lectura sea una actividad elegida por ellos.

Cuando me preguntan cuándo empezar a leer a los niños, mi respuesta es sencilla: cuando les empieces a hablar. La lectura, entendida como una actividad más en el día del bebé, es algo que se incorpora con total normalidad y sin forzar.

Elegir un libro adaptado para cada edad es un buen consejo. Si además, dentro de la preselección por edad, ellos mismos pueden elegirlo se sentirán partícipes de la elección y estarán más receptivos a la lectura.

La lectura será como enseñarles a andar. Primero les tendremos que sujetar de la mano, como cuando les leemos siendo bebés. Poco a poco, ellos mismos querrán hacerlo solos, y tendremos que estar a su lado para luego ver cómo son ellos mismos los que eligen y deciden hacerlo.

El reto viene cuando nuestros hijos prefieren otra actividad a la lectura. Ahí tenemos que ser firmes, y así como no les dejamos cruzar la calle solos pese a que sepan andar, tenemos que ayudarles a afianzar la lectura dentro de la rutina diaria. Se lo podemos hacer más fácil poniendo en sus manos libros atractivos para ellos.

Las lecturas dirigidas a nuestros hijos nos dan la irrepetible oportunidad de pasar con ellos algunos de los ratos más especiales del día.

Uno de los mejores momentos de mis hijos los fines de semana es cuando, antes de dormir, nos metemos todos juntos en la cama y yo les leo el libro que ellos eligen. El resto de los días cada uno lee solo en su cama, pero ese momento de abrazo y lectura compartida no tiene competencia.

FUENTE: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/nora-kurtin/convertir-la-lectura-en-un-espacio-unico/

Niños libres al aire libre

El contacto con la naturaleza favorece el adecuado desarrollo de nuestros hijos. Salgamos al campo, hagamos excursiones, rutas… y en la ciudad, observemos nuestro entorno, vayamos al parque, tengamos un huerto urbano…

Acompañar el juego espontáneo en la naturaleza

El contacto con la naturaleza despierta en los niños la capacidad de descubrir sus necesidades auténticas. Es importante que confíes en ellos. Jueguen a lo que jueguen (por supuesto dentro de unos límites de respeto a uno mismo y a los demás), esa actividad es importante y útil.

No te preocupes si al principio te dicen que se aburren o no saben qué hacer. Explícales que no hacer nada también está bien. Deja que vivan ese momento, que lo acepten y pasen a otra cosa.

Salvo si te piden explícitamente que participes, mantén una cierta distancia (empieza con una distancia corta) y observa con interés su juego: ¿Qué están haciendo exactamente? ¿A qué necesidad crees que responde? ¿Qué capacidades están desarrollando?

Mientras los miras con atención, toma consciencia de las ideas y emociones que experimentas. Y si te surge algún miedo, y necesitas expresarlo, hazlo siempre en primera persona.

Disfruta del entorno y de la libertad que supone no tener que estar siempre poniendo límites. Nota cómo la naturaleza les transforma: están más relajados, más alegres, creativos, motivados, entusiastas y felices.

“Enseña a tus hijos a respetar y disfrutar de la naturaleza. Nadie mejor que tú para explicarles la importancia de cuidar el entorno”

La naturaleza cerca de casa

Incluso en las ciudades más contaminadas y pobladas podemos encontrar naturaleza, y tus hijos seguramente ya lo han notado: árboles y plantas, pájaros, insectos, anfibios, peces…Muestra curiosidad por estos pequeños seres silenciosos que nos rodean y comparte tus descubrimientos con ellos.

Según su edad puedes proponerles elaborar juntos un mapa de la naturaleza que vive en torno a vuestra casa. Podéis dibujarlo, añadir fotos, planificar una observación a lo largo del tiempo, buscar información sobre las especies, etc.

Crea un pequeño huerto en un patio, una terraza o un balcón. En él podéis experimentar con semillas, plantas e incluso albergar algunos animales como lombrices y mariquitas. En invierno puedes colocar un comedero para pájaros en una ventana y, cuando se acerque la primavera, observar y apoyar la formación de nidos en tu entorno.

Aprovecha cualquier oportunidad para salir fuera, por ejemplo, comer en el parque en lugar de hacerlo en casa.

Júntate con otras familias vecinas y organiza salidas a parques de tu ciudad, con tiempo para jugar libremente y también para realizar alguna actividad de descubrimiento del medio natural. A veces, simplemente tumbarse a contemplar el cielo, la danza de las nubes durante el día o la de las estrellas por la noche puede ser una aventura fascinante.

Por Heike Freire, psicóloga y experta en innovación educativa. Autora de Educar en verde. Ideas para acercar a niños y niñas a la naturaleza.

FUENTE: https://saposyprincesas.elmundo.es/educacion/consejos/ninos-libres-al-aire-libre/

5 Ideas para fomentar la lectura al aire libre

Si quieres que tus hijos no estén pegados a las pantallas todas las vacaciones, anímales a que hagan actividades al aire libre. Además de juegos y deportes, los niños pueden disfrutar de la lectura al aire libre. Solo tienen que meter un libro en la maleta y buscar el lugar apropiado para comenzar a leer al aire libre.

Los pediatras y los profesores señalan que los niños tienen cada vez más problemas de comprensión lectora. Si en verano los niños no leen, verán perjudicada su comprensión lectora para el próximo curso. Durante las vacaciones los niños también pueden leer pero hay que buscar lecturas alejadas de las obligatorias. La lectura tiene que convertirse para los niños en un placer, nunca en una obligación.

Las personas que comienzan a leer desde pequeñas y que leen mucho desarrollan una habilidad lectora y otras habilidades cognitivas que las llevarán a leer cada vez más. Sin embargo las que empiezan tarde y leen poco, experimentarán dificultades que las harán leer cada vez menos. Esta es una de las conclusiones sobre la importancia de fomentar la lectura desde la infancia de las investigadoras Anne Cunningham de la Universidad de Berkeley  y Keith Stanovich de la Universidad de Toronto en un artículo publicado en la revista Journal in Direct Instruction.

Ideas divertidas para fomentar la lectura al aire libre

Leer durante las vacaciones en voz alta a los niños pequeños estimula su mente y fortalece su imaginación en el futuro. Cuando van creciendo la lectura ejercita su cerebro y fomenta su creatividad y habilidades lingüísticas. Leer al aire libre además les pone en contacto directo con la naturaleza. Os vamos a dar cinco ideas para que los niños lean al aire libre en vacaciones.

1. Busca un lugar cómodo

Los niños deben encontrar un rincón para leer ya sea en el parque, la playa o el patio trasero de su casa. Si el césped está húmedo o la arena caliente, déjales toallas o almohadas para que se encuentren cómodos. Una  idea original es colocar en el jardín una tienda de campaña para que los niños vivan la lectura como una aventura.

2. Prepara un ‘kit de lectura’

Por si los niños están cómodos y quieren pasar la tarde leyendo al aire libre, prepara una bolsa con bocadillos, crema solar, una gorra y sus libros favoritos. No solo pueden llevar libros sino también cómics, novelas gráficas e incluso revistas. Por si se les hace de noche, mete una linterna para emergencias lectoras.

3. Elige libros que les puedan gustar

Si a tus hijos no les interesa la lectura, busca temas que les puedan enganchar. Por ejemplo puedes seleccionar libros sobre insectos que se encuentren en el jardín. Podéis iniciar una cacería de bichos por el jardín e ir buscando en el libro los nombres y características de los insectos. También otra idea es crear un pequeño huerto e ir buscando en un libro las propiedades de las diferentes frutas y verduras ¡Seguro que empezarán a interesarse por la lectura!

4. Invita a amigos de los niños

Crea un club de lectura para niños en tu jardín e invita a los amigos de tus hijos. Pueden ser vecinos o compañeros de clase interesados por la lectura. Diseña unas tarjetas de invitación divertidas con la hora elegida y dile a los niños que se las entreguen a los niños. También otra idea puede ser hacer todos juntos una visita a la biblioteca del barrio. Allí os podrán orientar sobre las lecturas más apropiadas para el club de lectura.

5. Organiza una búsqueda del tesoro

Por último otra propuesta divertida puede ser organizar en el jardín el clásico juego de la búsqueda del tesoro. Pero esta vez basado en las novelas que hayan leído los niños este verano. Hay que formar equipos de tres o cuatro niños y esconder pistas sobre los libros en el jardín. El equipo ganador será el que descubra con las pistas los títulos de los libros. ¡Seguro que los niños pasarán una tarde muy divertida!

FUENTE: https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-en-casa/ideas-fomentar-lectura-aire-libre-verano/

Lectura al aire libre motiva a niños y jóvenes

En el parque Águeda Gallardo de Pamplona, Colombia, se cumplió el ‘Truequetón del libro’, que consistió en intercambiar libros en el espacio público y leer al aire libre. La actividad fue organizada por estudiantes de comunicación social de la Universidad de Pamplona con el apoyo del taller de escritura Rayuela.

En el céntrico parque se observaron a niños, jóvenes y adultos leyendo textos de literatura clásica, novelas, cuentos infantiles y de arte.

La actividad según la docente de Rayuela, Johanna Marcela Rozo, consistió en facilitarles en calidad de préstamo, los libros a los lectores y cambiarlos por medio de un trueque.

Las personas que por cuestiones de tiempo no podían sentarse a leer bajo la sombra de un árbol, optaban por comprar los libros pagando $1.000. En la feria también se obsequiaron libros a los niños. 

Rozo precisó que no están en contra de las tecnologías en donde las personas pueden tener acceso a todo tipo de lectura, pero con las actividades a cielo abierto buscan que la gente no pierda el contacto con el libro físico.

La docente dijo que fue grato observar a los niños disfrutando con textos llenos de colores e imágenes. “Puedo decir que en la ciudad hay muchos lectores, haciéndose necesario rescatar este tipo de espacios que reúnen a la familia y amigos en torno a la sana convivencia, el rescate de valores y la adquisición de nuevos conocimientos”, dijo.

Recolección

Para cumplir con el propósito de facilitar la lectura como medio de entretenimiento y adquirir conocimientos, los universitarios se dieron a la tarea de conseguir casa por casa los libros de diferentes autores y temas.

Todos fueron donados, teniendo en cuenta que la campaña busca promover la lectura entre la población pamplonesa, como una manera de activar un espacio que se estaba perdiendo por parte de las autoridades culturales del municipio.

La directora de Rayuela manifestó que la gente después de leer, le solicitó que continuara con este proyecto mensualmente. Por ello, el próximo año se dará continuidad a la iniciativa.

Como balance la feria dejó la venta de 100 libros y el intercambio de 250. Los recursos captados tienen la finalidad de invertirlos en la promoción de la lectura.

Rayuela en alianza con estudiantes de comunicación social han ejecutado tertulias literarias, recitales poéticos, maratones de lectura con el libro ‘Como agua para Chocolate’ de la escritora Laura Esquivel y el espacio literatura infernal en donde se narraron los mitos y leyendas de Pamplona.

Estas actividades se hicieron en espacios no convencionales, como museos y tabernas.

FUENTE: https://www.laopinion.com.co/pamplona/lectura-al-aire-libre-motiva-ninos-y-jovenes-de-pamplona-123777#OP

Ventajas de la Lectura Al Aire Libre

En México de acuerdo con CONACULTA, una persona lee en promedio 5.3 libros al año, dicha cantidad se encuentra muy lejana a los 47 libros que año con año lee un habitante de Finlandia. Para pretender algún día compararnos con este país, diversas asociaciones sociedad civil latinoamericanas y mexicanas están trabajando arduamente para fomentar el hábito de la lectura entre niños, jóvenes y adultos (de todas las edades), entendiendo que la lectura es un medio fundamental para alcanzar una educación de calidad que permita formar a mejores ciudadanos.

Las iniciativas promovidas por la sociedad civil y los gobiernos, tradicionalmente habían utilizado las aulas, bibliotecas o museos para fomentar la lectura, sin embargo, esta tendencia está cambiando día a día. Ahora es más común considerar llevar a cabo lecturas al aire libre, dentro de plazas, parques, playas y jardines públicos, con el único fin de establecer un contacto cercano con los libros y el entorno.

Los encargados de llevar a cabo dichos proyectos, han diseñado diversas actividades lúdicas e interactivas, destacando entre estas los cuentacuentos, las dramatizaciones, obras de teatro, talleres, mesas redondas, donación, adopción e intercambio de libros, entre otras. En esta publicación, me gustaría enlistar las principales ventajas que la lectura al aire libre deja al lector.

A continuación, les dejo algunos enlaces a sitios donde podrán conocer tres casos exitosos en los que la sociedad civil de distintas partes del mundo, han dado un uso educativo a los espacios públicos para fomentar la lectura de sus ciudadanos.  .

FUENTE: https://ineverycrea.mx/comunidad/ineverycreamexico/recurso/ventajas-de-la-lectura-al-aire-libre/e09f0093-3558-454d-a7db-5afeae526ba1